fbpx

¿Cómo eliminar las manchas de humedad de la pared?

Pared con humedad

La pintura termoislante es una de las mejores alternativas para luchar contra la condensación que se produce en las viviendas o locales.

 

Las bajas temperaturas de la temporada de invierno pueden sacar a relucir un problema poco agradable y estético de los hogares o locales. Hablamos de la humedad provocada por la condensación que crea unas manchas bastante incómodas a la vista. Pero el inconveniente no es únicamente estético, esas manchas no son más que la prueba de lo que puede ser un problema para la salud de personas con alergia o enfermedades respiratorias.

 

¿Por qué aparecen?

La falta de ventilación, una temperatura de calefacción muy elevada o el deficiente aislamiento pueden ser algunos de los motivos por los que surgen estas manchas de humedad de las que os hablamos en este artículo de Quimper.

 

¿Cómo evitar su aparición?

De los motivos por los que pueden aparecer, podemos obtener la solución. En el caso de la falta de ventilación,  es importante que todos los días abras las ventanas durante 15 ó 20 minutos. Para evitar que la temperatura de la calefacción sea muy elevada, recuerda que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) recomienda 21-23º durante el día y 17º durante la noche.

Y si la causa está en el aislamiento térmico de la vivienda o local, la solución puede ser reforzar con materiales termoaislantes como, por ejemplo, este producto que ofrecemos en Quimper.

 

¿Qué es la pintura termoaislante?

Es un revestimiento impermeabilizante de efecto aislante térmico y acústico. Un producto hecho a base de una dispersión acuosa de resina acrílica modificada y microesferas cerámicas huecas de alta duración.

En definitiva, se trata de una alternativa idónea para el pintado de cubiertas, paredes frías. El aliado perfecto para evitar o eliminar la humedad de una vivienda o local.

 

¿Dónde puedo utilizarla?

Es recomendable para tejados como revestimiento anticalórico y reflectante de la radiación solar en verano.

En soportes exteriores para mejorar la rotura del puente térmico y dificultar la transmisión del frío hacia el interior.

También es idónea para aplicar en paredes interiores orientas hacia el norte o con deficiente aislamiento y, por tanto, con alto grado de condensación.

Incluso, en determinadas ocasiones, sirve como aislante acústico y de reducción de la reverberación del sonido en grandes salas.

 

¿Cómo aplicarla?

La pintura termoaislante de Quimper la puedes aplicar con brocha, rodillo o pistola. Y siempre con la superficie completamente limpia. Por ello, desde Quimper te recomendamos que, antes de aplicarla, sanees la zona limpiándola con lejía.

Una vez que se aplique sobre la superficie y ésta se seque, conseguirás romper el puente térmico que propiciaba que la humedad del ambiente se condensara sobre esa zona.

 

Para cualquier duda o aclaración, puedes consultarnos sin compromiso en contacto@quimper.es o por teléfono en el 650 407 276.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales 😉