Como Hacer Los Pimientos De Padron

Almacena esta receta para hallarla más de forma fácil en el momento en que la quieras cocinar. Te prosigo en tu blog, soy gallega y queria decirte que los pimientos son de Padron ( Ayuntamiento de la provincia de A Coruña), no «del padron». Esta sería la razón por la cual los pimientos que se recogen en el mes de agosto son mucho más picantes que los que se recogen en cualquier otra temporada del año. Lava los pimientos bajo el grifo y escúrrelos bien para remover el exceso de agua. De año en año siembro tres plantas de pimientos de Padrón en el huerto que nos regalan precisamente una sartén como esta de pimientos a la semana.

Verter abundante aceite de oliva en una sartén, poner al fuego y en el momento en que esté el aceite muy ardiente se añaden los pimientos. Para comprender cuánto pican los pimientos de padrón solo hay que evaluar uno. El grito que pegarás va a ser importante.

Pimientos De Padrón A La Plancha

Ponemos en un plato hondo (asimismo puede usar un bol) los pimientos del padrón. Los pimientos de padrón puedes lograrlos en cualquier supermercado. Abrir y agitar la bandeja. Evaluar uno – para mi gusto hacía falta un tanto mucho más, conque subí temperatura a 175º durante 2 minutos. Una tapa de temporada, sana, exquisita y hecha en un plis plas. Soy Javi Recetas y te doy la bienvenida a mi cocina.

Entre las primeras recetas que he listo fueron estos exquisitos pimientos de Padrón. Así que aproveché que los tenía comprados para dejar mi thermomix funcionando y haciéndome la cena mientras organizaba un poco la casa durante la noche. Los acompañamos con una ensalada de tomate raff y una tortilla francesa. A continuación, ponemos el aceite en una sartén y la colocamos al fuego medio.

Elaboración Punto Por Punto

Se lavan realmente bien los pimientos y se secan, se espolvorean de sal y se frien en una sartén con abundante aceite, no debe de estar muy caliente, pues podrian quemarse, y los dejamos hacer hasta el momento en que esten doraditos. Cuando los pimientos estén fritos sácalos y ponlos en un escurridor o en un plato con papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite. En el momento en que el aceite esté ardiente echa los pimientos, ojo por si brinca el aceite.

Pero por más que creas que no es cierto, hay una manera de medir el picor de los alimentos. Se trata de la Escala Scoville y la unidad de medida son los SHU . Una vez servidos, llega los mucho más divertidos, pues alguna pican y otros no. ¿De qué manera saber distinguirlos? Pues bien, parte del encanto de cocinar y comer pimientos de padrón es que no lo sabes hasta que no te los metes en la boca. Soy inglesa pero llevo mas de la mitad de mi vida viviendo en el sureste de España, al costado del Mar Mediterráneo.

Ubicamos la mariposa, agregamos los pimientos y programamos 20 minutos, temperatura 120º, giro a la izquierda, agilidad 1. No obstante, ya sabemos que unos pican y otros no. Pero, ¿hay alguna forma de que no pique ninguno y de este modo comer una ración sin temor? Lo mejor es que eliminar la parte del rabo y eliminar las pepitas antes de freírlos. La explicación a este picor profundo la encontramos en la Capsicina, una substancia que la planta crea para eludir que los animales no se coman los frutos y sus semillas. Pues bien, parece que los pimientos que menos agua reciben y les da mucho más el sol son los que más pican, al paso que los que reciben más agua y menos sol, no pican.

Cuando el aceite ahora esté temperado, añadimos los pimientos y los tapamos con una tapadera. Dejaos que se hagan durante un par de minutos y después les ofrecemos la vuelta. Parece ser que los que pican son aquellos que muestran una forma retorcida. Originarios de la ciudad gallega de Padrón, es uno de los pequeños bienes que nos obsequia el verano y son tan fáciles de preparar que los puede cocinar cualquier novato.

Me encanta la informática, la fotografía y la cocina y desde 2008 publico mis recetas en este blog …. Si no tienes Pimientos de Padrón puedes utilizar otros pimientos pequeñitos como los semipicantes que venden en Mercadona o los Pimientos Cornicabra muy típicos en Cádiz y otras zonas de España. Lava los pimientos y escúrrelos muy bien. Es importante que no entre húmedos a la satén para evitar que salte demasiado el aceite ardiente. Esta receta no tiene mucha historia, lo único llevar cuidado con las salpicaduras y el aceite ardiente, en cuanto al resto no tendrás complicaciones. Pero con los Pimientos de Padrón es bastante superior freírlos con abundante aceite en tanto que se preparan super rápidos y siempre y en todo momento van bien.

Después de otros dos minutos, los sacamos del fuego y los ponemos en un plato. Para finalizar, les pones algo de sal por arriba, y completados para gozar. Sin que lleguen a tostarse, retiramos los pimientos con una espumadera y los colocamos en envase apropiado con una migaja de sal por encima. A los pimientos del Padrón no debemos quitarles los rabitos, puesto que de esta forma resulta mucho más práctico comerlos con las manos.

Antes de cocinar los pimientos de padrón es importante lavarlos y secarlos muy muy bien para que después no salten. Añade los pimientos y saltea a fuego fuerte, girándolos ocasionalmente, hasta el momento en que se desinflen y estén doraditos, unos diez minutos precisamente. Pone una tapa sobre la sartén pues salpican mucho.