Cuidados De Las Dalias En Maceta

Guardamos las semillas en un sobre a lo largo del invierno hasta la siembra en febrero. Si tenemos éxito, conseguiremos una fantástica mezcla de diferentes maneras de flores y colores de las plantas resultantes. Las dalias se extendieron y prosperaron durante los siguientes años, y en 1820 De Candolle, el botánico de Montpellier, se atrevió a plantarlas al aire libre, como planta ornamental. El holandés Van Der Verg logró que la flor se sembrara en los jardines de toda Europa. En 1881 se creó en Inglaterra la primera sociedad de la dalia.

Bajo cultivo, se generaron flores de numerosos matices; pero más que nada fue cambiada la estructura de la flor quepasó de ser plana en estado silvestre, a unaforma tubular o rellena. Se llena este de agua, ubicamos la maceta dentro, y aguardamos que la tierra absorba el apreciado líquido, algo que le puede conducir unos minutos. Ahora, debemos echar más sustrato, intentando que la maceta quede rellena prácticamente por completo. Es aconsejable que el nivel del sustrato quede un centímetro o de este modo por debajo del borde de la maceta, ya que así cuando reguemos no perderemos agua.

Como ahora hemos mencionado, en otoño sus hojas comenzarán a mustiarse. Si deseáis que se preserven para la próxima primavera, podad su parte aérea y guardad los tubérculos después de limpiarlos en un lugar obscuro, fresco y seco. Para acabar con esta guía completa de los cuidados de la dalia o dahlia no podemos olvidarnos de su multiplicación, que vamos a explicar ahora. Conoce mucho más sobre el riego de plantas con esta otra guía sobre Cuándo regar las plantas. Al lado de las dalias puedes sembrar sin miedo rosas y azucenas, por poner un ejemplo.

Primorosas Dalias Para El Verano

Si quieres que tus dalias crezcan sanas y fuertes, corta las mucho más viejas al inicio del tallo. Así, favorecerás el desarrollo y avance de las flores mucho más jóvenes. Evidentemente para ayudar a que produzcan mucho más flor debes si o si eliminar las flores muertas en seguida -esto pasa con prácticamente todas las plantas de flor-. Si deseas flores colosales entonces tendrás que controlar que sólo haya tres o 4 ramos de flor en todos y cada planta. Esto significa que debes pinzar bastante -es decir remover brotes laterales-.

cuidados de las dalias en maceta

Es requisito no remojar sus hojas ni flores, sino mantener la tierra húmeda. En la época de floración de las dalias, a inicios de verano, es conveniente regarla con más abundancia. Si bien son de clima temperado y aguanten bien el calor mientras que no les dé el sol directo muchas horas seguidas, las flores de dalias tienen la capacidad de aguantar temperaturas bastante bajas y heladas leves de hasta -5ºC.

Multiplicación De Las Flores Dalias

Si las tijeretas son un problema recurrente puedes poner trampas bien con una maceta de plástico boca a bajo llena de paja o en cada caña (increíble pero cierto) atar con cinta una caja de cerillas. Resguarda tus dalias del pulgón, los trips y los ácaros, combatiéndolos con un insecticida concreto. Si bien la dalia es una planta común en esta lugar de este mundo, la verdad es que su origen está en América Central, en concreto en México. La dalia viajó desde allí hasta Europa en el siglo XVI y, una vez en el Viejo Continente, lo cautivó con su hermosura. Para la siembra, llenamos una maceta o semillero con sustrato particular para semillero húmedo y lo presionamos levemente.

Es un proceso fácil y la manera de multiplicar nuestras dalias sin precisar tener que obtener los esquejes enraizados que comentaba al comienzo. Pinza los brotes del tallo principal hasta el par de hojas superior. En el siglo XVII, Francisco Hernández relata a las dalias en su libro “Plantas y animales de México” lo que despertó la curiosidad hacia esa planta.

En los primeros años del siglo XIX, las plantas se introdujeron de nuevo y, conforme su cultivo se entendió mejor, crecieron cada vez con mucho más éxito. Las dalias que fueron enviadas por primera vez a España eran simples, con un disco abultado, de color amarillo y rayas escarlata. Estas primeras dalias pertenecían a especies silvestres como Dahlia varinbilhis, Dahlia juarewii, Dhallia coccinea, Dahlia gracilis, por ejemplo. Los tallos son herbáceos y tienen la posibilidad de lograr desde 0,4 a 2 metros de altura, en dependencia de la variedad. Sus hojas son compuestas y dentadas y van colocadas en predisposición opuesta.

La información es buena pero muy dirigida a principiantes en alguna de la temáticas -son más cautos-. Las agradables hojas de las dalias son un exquisito manjar para algunos insectos que las amenazan de forma recurrente, como los saltamontes. Para combatirlos puedes usar azufre, aplicándolo en las hojas y el sustrato en la cantidad recomendada por el fabricante. Para comenzar, es buena idea que enriquezcas el suelo a fines del invierno con un aporte de materia orgánica.

Lo destacado es comprobar con la Agencia Estatal de Meteorología y buscar cuáles son las datas de la última helada vernal para tu red social. Las dalias son flores súper agradecidas y fáciles de cultivar. En una maceta al sol y de forma cuidadosa de que tenga bastante agua, ella sola es con la capacidad de ofrecerte unas increíbles y coloridas flores a lo largo de todo el verano. No obstante, si la prestas un poco más de atención los desenlaces van a ser espectaculares.

cuidados de las dalias en maceta

De hecho, son uno de los principales alicientes para cultivar esta planta que, por otro lado, resulta fácil de sostener hermosa y saludable. Descubre todas las atenciones que has de procurarle para disfrutar este verano de su muy, muy bella floración. Los primeros tenemos la posibilidad de evitarlos regando adecuadamente, sin remojar hojas y flores. Los segundos llegan, muy frecuentemente, como consecuencia de la existencia de insectos chupadores como el pulgón. Y mencionamos frágiles porque, como terminamos de ver, el exceso de agua no les sienta nada bien. De ahí que hemos de regar de manera moderada para eludir encharcarlas.

Sostener Las Plagas A Raya

Y cuyas inflorescencias de 25 centímetros o más, tiene flores de caña marginal, las cuales son anchas y contundentes. Y que se puede ver mejor, gracias a la altura que estas pueden lograr que está entre los 75 y los 120 centímetros, mientras que sus canastas tienen la posibilidad de tener un diámetro de 10 centímetros. Otra plaga que también tiene favoritismo por las dalias son los caracoles, pero que para combatir necesitarás hacerte de algunas trampas. Pone los tubérculos hacia arriba y cúbrelos con 2-3 pulgadas de suelo. Su multiplicación es fácil puesto que se realiza por división de tubérculos. Hay que conservar la una parte de la intersección de tallo con el bulbo puesto que es de donde empiezan a salir las yemas aéreas.

Esta planta es bastante fuerte al calor, pero si la regamos con cierta frecuencia y abundancia en los días y temporadas de mayor temperatura lo agradecerá enormemente. Riega siempre sobre la tierra, intentando no remojar sus hojas ni sus flores para evitar inconvenientes con los excesos de humedad. La época ideal para cultivar las dalias es al comienzo de la primavera. Son plantas que requieren un tiempo más bien cálido, ya que son originarias de México. Si todavía no has cultivado tu planta, añade al lote o maceta una aceptable cantidad de fertilizante orgánico.