Riego De La Sandía

En el momento en que la planta coge fuerza podemos reducir la continuidad a 2-3 días, siempre fijándonos en el color de las hojas y aumentando en el caso de que les faltara agua. E debe efectuar una labor profunda puesto que tiene una raíz principal muy profunda. La sandía es muy susceptible al crecimiento de malas hierbas y no recibe muy bien los tratamientos herbicidas. Generalmente se acostumbran a disponer de acolchados de polietileno negro. En casos excepcionales, si la rama se extiende fuera de la línea de cultivo se eliminan las puntas.

En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. Habitualmente, el tiempo de cosecha llegará entre unos 2 y 3 meses tras haberla trasplantado a su localización determinante en exterior. Tensión del agua en el suelo, que se determinará mediante la instalación de tensiómetros en el lote.

De Qué Forma Sembrar Sandías

Aquí tienes más información sobre temas específicos de este cultivo. En frente de otros métodos habituales, piensa un considerable ahorro de agua ―puesto que se puede regular mejor la dosis necesaria― y mayor tranquilidad, ya que tanto el riego como la fertilización se pueden hacer de manera automática. Indudablemente es el mucho más empleado en cultivos de sandía bajo invernadero. Se marchan separando los riegos y reduciendo su intensidad hasta suprimirlos completamente justo antes de la recolección. Esta es sin duda la fase más crítica en lo que se refiere a la gestión del agua en este cultivo. Por supuesto, si se empieza el cultivo con el trasplante, habrá que regar ligeramente hasta que la planta se asiente.

riego de la sandía

Es una planta condescendiente a la acidez, crece bien en pH comprendido entre 5 y 7. Si bien también marcha bien es suelos ligeramente alcalinos. Algunas fuentes señalan que una reducción progresiva del caudal de riego en el momento en que concluye el desarrollo de los frutos aumenta el contenido de azúcares en la sandía. Una vez finaliza este periodo, en el cultivo de sandía es muy importante el control del riego, que ha de ser constante para evitar el rajado o «cracking». Una vez ahora ha germinado y está en etapa de crecimiento, la temperatura de avance óptima está entre 21 y 30 ºC. Precaución con temperaturas superiores a los 35 ºC, en las cuáles deberemos aportar riegos plus.

Cultivo

Tienden a ser dos los más empleados, puesto que otros ―como la aspersión― no son nada aconsejables ya que benefician la aparición de enfermedades en la planta. Ni decir tiene que si hay precipitaciones moderadas y el cultivo es al aire libre, hay que suprimir el riego.

riego de la sandía

Al pegar el fruto con los dedos se genera un sonido sueco.¿Buenas asociaciones? El maíz, las acelgas, las espinacas, guisantes, rabanitos, lentejas, orégano, coles, judías, ajo, cebolla, puerro y lechugas. En el momento de abonar, si has dispuesto las sandías en tu huerto, lo más recomendable es que sigas los argumentos de la agricultura ecológica. Abonos orgánicos y naturales como el compost o el estiércol van realmente bien al cultivo si se aportan de fondo un mes antes de trasplantar. Cuando se aproxima el desenlace del cultivo, los frutos de la sandía están próximos a la maduración completa. Es momento de reducir ―o incluso remover― los riegos a fin de que la fruta termine de madurar y adquiera un sabor mucho más dulce e intenso.

Principales Cultivos De Regadío En España

Las sandías se ponen mucho más dulces si suspendes el riego una semana antes de la cosecha. Tras la cosecha regresa a regar de manera regular para favorecer a la siguiente cosecha. Tienes que reducir el riego y hacerlo cada 3 días, solo procurando que no se seque totalmente el suelo. Compost, humus de lombriz o estiércol en grandes cantidades un mes antes de su cultivo.

riego de la sandía

Otra técnica eficiente es hacer montículos de tierra y sembrar sobre ellos, de esta forma se acumulará menos agua al pie de tus plantas. Ten en cuenta que las sandías son rigurosos en lo que se refiere a drenaje, ya que los encharcamientos tienen la posibilidad de causar asfixia radicular y podredumbres en frutos. Buscaremos sembrar sandías en zonas radiantes y en tierras mullidas y bien abonadas.

Mejores Soluciones Para Riego En Maceta: Netbow®

Las semillas de sandía necesitan una temperatura de por lo menos 15 ºC para germinar, y se desarrolla en un marco ideal de entre 23 y 30 ºC. Gracias a esto, lo común es plantar las semillas de sandías en primavera, cerca de abril y mayo en España, cuando los peligros de heladas, que matarían las plántulas, ya pasaron. Por otro lado, es conveniente cubrir el suelo con una capa de acolchado o mulch, de forma que conseguimos aumentar la temperatura del suelo, reducir la evaporación de agua e impedir la aparición de hierbas adventicias. Todo ello tiene como resultado la optimización de la sandia, que tenemos la posibilidad de cosechar entre dos y dos meses y medio después de la siembra.

Los [12 Pasos] Que Debes Seguir Para Cultivar Sandías De Forma Exitosa

Finalmente, en el periodo de maduración dismuyen los riegos con respecto a la etapa de engorde, con aportes mucho más cortos y separados en el tiempo. Antes de la siembra o trasplante se debe ofrecer un riego desprendido para hallar un óptimo estado de humedad en el suelo. Con aguas más salinas se deben aportar mayores volúmenes de riego para desplazar el frente de sales del ambiente de las raíces.